Mostrando entradas con la etiqueta Ambiente. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ambiente. Mostrar todas las entradas

viernes, 6 de octubre de 2017

jueves, 21 de septiembre de 2017

El tabaco, una amenaza más allá de tus pulmones.

9/21/2017 11:00:00 a. m.


Por: Roy Small.



Si le preguntas a alguien ¿cuál es el enemigo número uno en materia de salud pública?, probablemente te diga que es el tabaco, y con buena razón. El tabaquismo, incluido el de los fumadores pasivos, es responsable por la muerte de más de 7 millones de personas al año, muchas de ellas en la flor de la vida.

Menos conocidos son los efectos nocivos que tiene el tabaco en el desarrollo sostenible, incluidos los sistemas oceánicos. Sí, leíste bien: el tabaco constituye una gran amenaza para nuestros océanos. Anualmente, 4,5 billones de colillas de cigarrillos se tiran a la basura en todo el mundo, por lo que es el objeto que más se arroja como desperdicio. Un porcentaje significativo de esas colillas terminan en nuestros océanos y playas. Es muy probable que el problema empeore, sobre todo si las tasas de tabaquismo siguen aumentando en muchos países de bajo y mediano ingreso.

Esta “última modalidad socialmente aceptable de arrojar basura” es mucho más que un simple acto desagradable. Las colillas de cigarrillo contienen miles de ingredientes químicos, entre ellos arsénico (elemento químino que forma compuestos venenosos, plomo, nicotina y etilfenol, que se filtran en entornos acuáticos. En un estudio de laboratorio, la lixiviación de una sola colilla sumergida en apenas un litro de agua acabó con la mitad de todos los peces marinos y de agua dulce que estuvieron expuestos.

Todavía nos falta comprender los efectos de la toxicidad de los filtros de cigarrillo en los entornos acuáticos. Considerado el objeto más letal en la historia de la civilización humana, no fue sino hasta la década de los años sesenta que se comprendieron los graves efectos que tiene el cigarrillo en la salud, principalmente a causa de las tácticas de negación de la industria tabacalera. La pregunta es cómo podríamos mantenernos optimistas con lo que vamos a descubrir esta vez.

La toxicidad de los filtros que se arrojan a la basura no es la única preocupación. El plástico desechado, procedente de empaques de cigarrillos y encendedores, también contamina las fuentes de agua del planeta, ocasionando que las tortugas marinas se asfixien o mueran de inanición.

La situación empeora porque el inicio del “ciclo de vida del tabaco” es tan destructivo como su fin. Los pesticidas y residuos agroquímicos utilizados en el cultivo de tabaco (entre ellos la cloropicrina, un agente perjudicial para los pulmones que se usó durante la Segunda Guerra Mundial como gas lacrimógeno), contaminan las vías navegables próximas, perjudicando no solo el bienestar de los organismos acuáticos, sino también el acceso de las personas a agua potable. De Brasil a Kenia, los países están sufriendo los efectos ambientales duraderos y, en gran medida irreversibles, del cultivo de tabaco.

¿Qué hacer al respecto? Entre las propuestas formuladas a la fecha, se ha sugerido el uso de filtros biodegradables (que aún podrían desprender toxinas) y cigarrillos sin filtro, contar con más lugares de recolección de colillas, multar a quienes las arrojen, e incluso colaborar con la industria tabacalera para ayudar a financiar la labor de descontaminación. Sin embargo, ninguna de esas opciones abordaría la constante embestida del tabaco contra la salud humana y otros aspectos del desarrollo sostenible, por ejemplo, los 1,4 mil millones de dólares que el tabaco le cuesta anualmente a la economía mundial en costos de atención médica y pérdida de capacidad productiva. Por otra parte, colaborar con la industria tabacalera en tareas de descontaminación es como pedirle a un ladrón que active la alarma de nuestra casa. Hay mejores opciones.

La Conferencia sobre los Océanos, que se celebró este año del 5 al 9 de junio, se realizó unos pocos días después del Día Mundial sin Tabaco 2017. Su tema fue “El tabaco, una amenaza para el desarrollo”, y este año se reconocieron los amplios efectos del tabaco en el desarrollo sostenible, así como la inclusión del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT OMS) en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, bajo la Meta 3.a. En el informe conjunto de la Secretaría del CMCT OMS-UNDP, que se publicó en el Día Mundial sin Tabaco, se argumenta que el control del tabaco debe dejar de considerarse exclusivamente un problema de salud, en particular cuando puede acelerar de manera excepcional toda una serie de objetivos de desarrollo, que van desde financiación para el desarrollo hasta la reducción de las desigualdades y medidas en el ámbito del cambio climático.


En el marco del proyecto CMCT 2030 financiado por el Reino Unido, el PNUD está colaborando con la Secretaría del Convenio con miras a reforzar la aplicación del CMCT OMS en países de bajo y mediano ingreso, prestando apoyo a sectores gubernamentales en el diseño e implementación de soluciones que beneficien a todos. Este año, la Conferencia sobre los Océanos aspira a convertirse en un agente de cambio para las personas, el planeta y la prosperidad, y a hallar soluciones que sirvan a todos. Es hora de que los efectos del tabaco en los ecosistemas oceánicos reciban la consideración que merecen.

Publicado originalmente en UNPD Blog

lunes, 14 de noviembre de 2016

Un realismo radical en torno al cambio climático

11/14/2016 11:36:00 a. m.


Por: Lili Fuhr


La política convencional, por definición, no está bien preparada para imaginar un cambio radical. Pero el pasado diciembre, en París, 196 gobiernos llegaron a un acuerdo sobre la necesidad de limitar el calentamiento global a no más de 1,5 °C sobre los niveles preindustriales, un objetivo que promete generar precisamente esa transformación. Alcanzarlo obligará a superar serios obstáculos políticos, de lo que da muestra el hecho de que algunos proponen soluciones que terminarán haciendo más mal que bien. 

Una idea que recibió mucho impulso se centra en la necesidad de desarrollar intervenciones tecnológicas a gran escala para controlar el termostato planetario. Los partidarios de las tecnologías de geoingeniería aseguran que las medidas convencionales de adaptación y mitigación no están reduciendo las emisiones lo suficientemente rápido para impedir un calentamiento peligroso; añaden que para limitar el daño y el sufrimiento de las personas se necesitarán tecnologías como la “captura y almacenamiento de carbono” (CCS por la sigla en inglés).
El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas parece estar de acuerdo. En su quinto informe de evaluación, expone escenarios de cumplimiento de los objetivos climáticos de París centrados en el concepto de “emisiones negativas”, esto es, la capacidad de extraer el exceso de dióxido de carbono de la atmósfera.
Pero esta propuesta no tiene en cuenta serios problemas relacionados con el desarrollo y la implementación de tecnologías de geoingeniería. Tomemos el caso de la CCS, que consiste en capturar el CO2 emitido por fuentes importantes (como las centrales termoeléctricas que queman combustibles fósiles) y depositarlo en, por ejemplo, una formación geológica subterránea, lo que impedirá su ingreso a la atmósfera.
Suena bien, pero lo que lo hace económicamente viable es que la técnica puede usarse para mejorar la extracción de petróleo. Es decir, el único modo de hacer que la CCS sea rentable es usarla para agravar el problema que supuestamente debe resolver.
La supuestamente salvadora tecnología de “bioenergía con captura y almacenamiento de carbono” (BECCS) no es mucho mejor. Comienza con la producción de grandes cantidades de biomasa a partir de, por ejemplo, árboles de crecimiento veloz que capturan naturalmente el CO2; esas plantas luego se convierten en combustible mediante la quema o el refinado, y las emisiones de carbono resultantes se capturan y almacenan.
Pero la bioenergía no tiene huella de carbono neutral, y el alza de la demanda de biomasa en Europa encareció las materias primas alimenticias y provocó creación de latifundios en países en desarrollo. Estos hechos llevaron a que hace poco los científicos Kevin Anderson y Glen Peters calificaran las tecnologías de extracción de carbono como “una apuesta injusta y arriesgada”.
¿Y otras propuestas de geoingeniería? La gestión de la radiación solar (SRM) apunta a controlar la cantidad de luz solar que llega a la Tierra, básicamente imitando el efecto de una erupción volcánica. Esto puede lograrse inyectando sulfatos en la estratósfera o mediante el “blanqueamiento de nubes marinas”, por el que se busca hacer que las nubes reflejen más luz solar hacia el espacio.
Pero esta técnica no reduce las concentraciones de CO2; solamente demora sus efectos mientras continúe la inyección. Además, su uso en el hemisferio norte puede provocar una gran reducción de las precipitaciones y graves sequías en la región africana del Sahel, mientras que algunos países africanos experimentarán el fenómeno contrario. El efecto sobre el sistema de monzones asiático puede ser incluso más pronunciado. En síntesis, la SRM puede afectar seriamente los medios de subsistencia de millones de personas.
Si la geoingeniería no puede salvarnos, ¿entonces qué? En realidad, hay diversas medidas que pueden adoptarse ya mismo; serían más complicadas y políticamente problemáticas que la geoingeniería, pero funcionarían.
La primera sería una moratoria a la instalación de nuevas minas de carbón. Si todas las centrales termoeléctricas a carbón que ya están planeadas se construyeran y operaran durante los 40 años de su vida útil normal, ellas solas emitirían 240 000 millones de toneladas de CO2 (más que el presupuesto de carbono remanente). Redirigir esa inversión a la producción descentralizada de energía a partir de fuentes renovables generaría beneficios inmensos.
Además, como el 10% de la población mundial es responsable de casi el 50% de las emisiones globales de CO2, hay razones de sobra para implementar estrategias que apunten a los mayores emisores. Por ejemplo, no tiene sentido que las aerolíneas (que en realidad sólo dan servicio al 7% de la población mundial) estén exentas de pagar impuestos a los combustibles, especialmente ahora que los precios de los pasajes están en un mínimo histórico.
También se necesitan cambios al uso de la tierra. La Evaluación Internacional 2009 del Papel del Conocimiento, la Ciencia y la Tecnología en el Desarrollo Agrícola traza el camino hacia un sistema agrícola transformado, con beneficios que exceden en mucho la política climática. Es preciso aplicar este conocimiento en todo el mundo.
En Europa, el sector de tratamiento de residuos puede hacer un aporte significativo a la creación de una economía limpia. Una investigación reciente, encargada por Zero Waste Europe, determinó que la implementación óptima de las metas de derroche del paquete de medidas para una economía circular de la Comisión Europea puede ahorrarle a la Unión Europea 190 millones de toneladas de CO2 al año. ¡Es el equivalente a la cantidad anual de emisiones de Holanda!
En el sector transporte, algunas medidas que pueden aplicarse incluyen fortalecer el transporte público, alentar el uso del ferrocarril para el transporte de cargas, crear ciclovías y subsidiar las . En Alemania, una acción inteligente centrada en el transporte puede reducir las emisiones del sector en hasta un 95% de aquí a 2050.
bicicletas de reparto
Otra medida potente sería proteger y restaurar los ecosistemas naturales, algo capaz de lograr el almacenamiento de entre 220 y 330 gigatoneladas de CO2 en todo el mundo.
Ninguna de estas soluciones por sí sola es la panacea; pero combinadas, pueden cambiar el mundo para mejor. Las soluciones de geoingeniería no son las únicas alternativas. Son una respuesta a la incapacidad de la política y la economía convencionales para resolver el cambio climático. En vez de tratar de encontrar modos de seguir haciendo las cosas como siempre (un objetivo imposible y destructivo), debemos demostrar nuestra capacidad de imaginar y lograr un cambio radical.
Si fracasamos, que no nos sorprenda hallar de aquí a unos años que el control del termostato planetario está en manos de unos cuantos estados o de intereses militares y científicos. En la inminente 22.ª sesión de la Conferencia de Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, para la entrada en vigor del Acuerdo de París, los líderes mundiales deben rechazar las soluciones rápidas de la geoingeniería y demostrar compromiso con la búsqueda de soluciones reales.

viernes, 4 de octubre de 2013

Lanzan base de datos para analizar impactos del cambio climático en las costas de la región.

10/04/2013 09:52:00 a. m.


Los países de América Latina y el Caribe podrán mejorar su planificación costera y desarrollar medidas preventivas para adaptarse a los efectos del cambio climático en estas zonas utilizando la base de datos liberada hoy por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España, la Universidad de Cantabria y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La base contiene información sobre las dinámicas costeras en América Latina y el Caribe, la variabilidad climática, la vulnerabilidad y exposición de las costas frente al cambio climático, los impactos derivados de este fenómeno en la zona y la evaluación de riesgos previsibles en el futuro.

Los resultados permiten dimensionar, por ejemplo, los potenciales efectos de la subida del nivel del mar en las costas de la región, considerando información histórica satelital y de boyas desde 1950, con proyecciones para el siglo XXI.

Para ello se deben combinar variables como la subida anual del nivel del mar, los cambios en la dirección de los vientos, el cambio en la altura de la ola significante, la erosión y los cambios en las dinámicas de sedimentación. El instrumento permite georreferenciar los impactos en un espacio detallado de cinco kilómetros de ancho por 30 kilómetros de largo en toda la franja costera de la región.

La base de datos es parte del proyecto Efectos del cambio climático en la costa de América Latina y el Caribe, ejecutado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España, la Universidad de Cantabria y la CEPAL, instituciones que alcanzaron un acuerdo para llevar a cabo la transferencia, aplicación y actualización de los resultados de la iniciativa.

El proyecto consta de una serie de documentos y una base de datos de respaldo, que incluye un visor web. A partir de hoy esta base de datos, que constituye un importante bien público para la región, se encuentra a disposición de todos los usuarios interesados en el tema.

Las potencialidades de esta herramienta son relevantes para el ordenamiento territorial, los requerimientos de ingeniería y los procedimientos de evaluación de impacto ambiental. También es útil para el sector de infraestructura, considerando los ajustes que es necesario realizar en las obras existentes y los requerimientos futuros.

La base de datos fue presentada durante el X Encuentro Anual de la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático (RIOCC), inaugurado el lunes 1 de octubre y que concluye el jueves 3 en la sede de la CEPAL en Santiago, Chile.

El evento congrega a representantes de las oficinas de cambio climático de los países iberoamericanos, así como de diferentes organismos internacionales y regionales que desarrollan proyectos y actividades de adaptación al cambio climático.

Según el quinto informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), presentado recientemente, los impactos de este fenómeno climático son inequívocos en todo el mundo, siendo América Latina y el Caribe una de las regiones más vulnerables, en particular las zonas costeras que concentran una gran cantidad de población y actividades. 


Deja tus comentarios sobre las posibilidades del proyecto y explora el visor web Aquí

Fecha: 02/10/2013

Sobre nosotros

Somos una web social que combina investigación y artículos destacados en pro de la generación de conocimiento. Aquí encontrarás un espacio construido para la lectura y la discusión de temas ambientales, sociales, económicos y más. Únete a la comunidad y recibe nuestro boletín semanal.

Reciente

recentposts

Aleatorio

randomposts